Madre de Día es una alternativa educativa en la que ofrecemos un servicio pedagógico personalizado, en el que los únicos protagonistas son los niños y niñas. Creamos un ambiente respetuoso y familiar a la vez que profesional. Las Madres de Día somos profesionales de la educación que ofrecemos nuestro hogar para la atención de niños de edades comprendidas entre 0 y 3 años con un máximo de 4 niños y niñas. Al ser grupos reducidos se crea un ambiente donde se puede trabajar individualmente respetando sus tiempos de aprendizaje.

Las primeras iniciativas en España nacieron en Madrid hace más de diez años creando, entre ellas, la Asociación red madres de día de España. Años más tarde se formó la asociación Aragonesa de madres de día. En otros países de Europa como Alemania, Francia o Reino Unido es un sistema ampliamente desarrollado que en España tiene cada vez más demanda por parte de padres y madres interesadas en esta forma de crianza natural.

Nos guiamos por los principios fundamentales de la crianza natural y apego desde la base de un profundo respeto y amor por la infancia, una empatía fruto de un verdadero conocimiento de la psicología infantil y una comunicación eficaz basada en la libre expresión de las emociones, unido al establecimiento de límites y normas con afecto, que aporta a los niños la seguridad necesaria para desarrollarse en el mundo con fascinación y entusiasmo.

Creemos que el movimiento y el juego espontáneo son las formas naturales a través de las cuales los niños y niñas se relacionan con su entorno y a partir de ellas comienzan a construir su personalidad. En nuestra casa prima el juego libre sobre las actividades programadas o dirigidas mediante ambientes que les invitan a descubrir ofreciéndoles la oportunidad de satisfacer su deseo de experimentar, sin prisas ni miedo a equivocarse.

No somos canguros, pues además de cuidar, educamos siguiendo el desarrollo evolutivo de cada niño, acompañándolo en su crecimiento.

No somos una guardería, nos diferencia principalmente la metodología respetuosa, el ambiente familiar y gracias a las ratios reducidas una verdadera atención personalizada a cada niño.